Title Crecer día a día

Foto-0020Nacemos llenos de inocencia, puros y con una enorme sed de aprender. En la medida que vamos creciendo, vamos creando una especie de visión única tanto para uno mismo como para todos y todo lo que nos rodea.  Percibimos lo externo y también a nosotros mismos a través de pre conceptos, y para eso usamos de referencia las experiencias pasadas como un filtro que a menudo nos impide ver la realidad como realmente es.  Pero con los años perdemos la frescura de cuando eramos niños, que percibíamos la vida siempre como nueva, espontanea.

Cuando sentimos que no necesitamos mas conocer sobre algo, que ya sabemos todo, lo que nos esta sucediendo es que nuestra mente nos esta jugando una trampita.  Recuerda que nuestros ojos ven lo que para nosotros es la realidad. Pero todo esta en constante transformación, a cada instante sin parar todo cambia, es distinto y nosotros también. Jesús Cristo hablaba de la importancia de ser inocente, inocencia no es ignorancia, es pureza, es estar vacío, en blanco para poder percibir la vida siempre nueva, sorprendente.

Vamos a enriquecernos con toda esta enorme cantidad de experiencias que nos da el mundo material, sabores, aromas, y también nuestras emociones, ser mas observadores y menos analíticos.  Cuando pensamos tanto no vivimos, no sentimos, la vida pasa y no acrecentamos a nuestro ser sabiduría y vivencias, nos vamos deprimiendo y para nuestra percepción la vida va perdiendo su encanto.  No busquemos tanto la “seguridad”, disfrutemos con amor de todo lo que nos rodea, esta ahí y siempre ha estado, es sencillo, tenemos todo lo necesario para hacerlo y nos hará sentir plenos.

Ruth Rojas
Si te gusta Comparte
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on StumbleUponGoogle+Email to someone

Dejame Tu Parecer